13 may. 2010

Érase una vez...


una niña, chiquitina y culona, muy moderna ella.
Estaba siempre pegada a unas zapatillas...(o zapato plano, para que lo entendáis mejor)
Esta chica creció, se enamoró, se embarazó, parió, se casó, ... también a muchas bodas asistió, y así se vistió.

Ella es Vero la del cordero.

(capítulo 1)

5 comentarios:

moda capital dijo...

me encantó la historia, jaja y el vestido es precioso, saludos!

bAúl y mEdio dijo...

.........y fueron felices y comieron: ¡ perritos calientes! ;p
muy wapa.
muaSS.

Rocío Lafuente dijo...

QUE GUAPA LA NOVIA!!! Me ha encantado como lo has narrado.

Jajajajaja...Por cierto, meti a Cheewaka porque como el tema era mezclar pues el no podia faltar y pronto pondre una nueva foto de perfil que por ahora tengo muy pocas con el nuevo corte.

Piter dijo...

la foto del tiovivo es preciosa! :)
besos!

Judith dijo...

Que bella historia,je,je!
Gracias por pasar y comentar guapa.

Muassssssss